Dos músicos sin complejos que suenan a metal oxidado.

Dos músicos sin complejos que suenan a metal oxidado.
Dr. John
La unión de dos grandes músicos sin complejos hace que el resultado tenga que ser potente y abrasivo. Además si tenemos en cuenta el descaro y atrevimiento del "nuevo", Dan Auerbach, (80% de The Black Keys), admirador veterano de Mac Rebennack, Doctor John, que cuentan que  fue a visitar al ídolo a su cuartel general en Nueva Orleans allá por 2010 y este le dijo al Doctor: “Si hacemos un disco juntos será tu mejor disco en décadas”. 

La música y trayectoria de The Black keys ya me era familiar y la sigo desde que llegaron a mí su disco "Brothers" pero, ayer tuve el placer de descubrir algo que me ha sorprendido gratamente y mucho, al mismísimo Dr. John con este disco "Loched down". No es su trabajo más reciente pero sí un álbum fuerte, que quema y te contagia. Su sonido, en el sentido más tradicional, es un sonido viejo y para algunos el rock si no suena a metal oxidado no es rock y cada día estoy más cerca de los que opinan así. Hay que beber de la fuente para poder hacer unas canciones que no suenen a novedad pasajera, a cometa de unas horas, a estrella que pasa sin pena ni gloria.

Dos músicos sin complejos que suenan a metal oxidado.
The Black Keys
Este viejo brujo, uno de los mejores músicos vivos pese al daño del alcoholismo y algunos movimientos musicales erráticos para paliar una vida de despilfarro económico, no había escuchado nunca al grupo de Auerbach, pese a que el dúo lleva más de diez años editando discos y, antes de dar una respuesta, Dr. John buscó a los mejores consejeros para asesorarse. Preguntó a sus hijos y estos le dijeron que los Black Keys son uno de sus grupos favoritos desde The Big Come Up. Estos le dejaron los discos y, vaya si le gustó lo que escuchó!


Dos músicos sin complejos que suenan a metal oxidado.
Locked Down

Locked Down nace de la unión de dos músicos sin complejos, tanto uno como el otro han merodeado por otros estilos musicales que en su mayoria desprecian, por un lado los roqueros afines a Auerbach y, por otro lado el Dr. quien además de ser alma mater del gazpacho criollo de Nueva Orleans, ha colaborado con el space químico de Spiritualized, atrevimiento que acometen muy pocos músicos de su generación. Ambos consideran la fórmula de fiebre y ritmo de burdel por la que circula el rhythm and blues sagrada.



Comentarios

Entradas populares de este blog

20 años de la Expo'92

Más amargo que el culo de un pepino

Alma de payaso